Seleccionar página

Como ya sabes, el estrés es una condición que no debe de tomarse a la ligera y más cuando ya sientes que está afectando a tu salud.

Aquí te presentamos un test que te ayudará a determinar que tan estresado te encuentras actualmente. Deseamos recalcar que el test es meramente orientativo y no pretende sustituir el consejo dado por un profesional de la salud.

 

Lee cuidadosamente cada una de las preguntas. Por cada enunciado con el que te identifiques agrega 1 punto. Si no te sientes identificado, no agregues ningún punto.

 

  • -Inquietud, incapacidad de relajarme y estar tranquilo
  • -Pérdida de apetito
  • -Desentenderme del problema y pensar en otra cosa
  • -Ganas de suspirar, opresión en el pecho, sensación de ahogo
  • -Palpitaciones, taquicardia
  • -Sentimientos de depresión y tristeza
  • -Mayor necesidad de comer, aumento del apetito
  • -Temblores, tics o calambres musculares
  • -Aumento de actividad
  • -Náuseas, mareos, inestabilidad
  • -Esfuerzo por razonar y mantener la calma
  • -Hormigueo o adormecimiento en las manos, cara, etc.
  • -Molestias digestivas, dolor abdominal, etc.
  • -Dolores de cabeza
  • -Entusiasmo, mayor energía o disfrutar con la situación
  • -Disminución de la actividad
  • -Pérdida del apetito sexual o dificultades sexuales
  • -Tendencia a echar la culpa a alguien o a algo
  • -Somnolencia o mayor necesidad de dormir
  • -Aprensión, sensación de estar poniéndome enfermo
  • -Agotamiento o excesiva fatiga
  • -Urinación frecuente
  • -Rascarme, morderme las uñas, frotarme, etc.
  • -Sentimientos de agresividad o aumento de irritabilidad
  • -Diarrea
  • -Beber, fumar o tomar algo (chicle, pastillas, etc.)
  • -Necesidad de estar solo sin que nadie me moleste
  • -Aumento del apetito sexual
  • -Ansiedad, mayor predisposición a miedos, temores, etc.
  • -Tendencia a comprobar repetidamente si todo está en orden
  • -Mayor dificultad en dormir
  • -Necesidad de estar acompañado y de ser aconsejado

 

Resultados.

 

0 a 15 puntos – Bajo nivel de estrés. Tu cuerpo está empezando a manifestar señales de estrés, pero estás a tiempo de resolverlo. Prioriza una alimentación equilibrada, haz ejercicio varias veces por semana y no te olvides de encontrar tiempo para ti mismo.

 

16 a 27 puntos – Moderado nivel de estrés. Seguramente en el día a día vives momentos de ansiedad, nerviosismo o irritabilidad que están afectando mucho a tu calidad de vida. Empieza a dar prioridad a lo que tu cuerpo te está pidiendo para evitar llegar a una situación que tenga graves consecuencias para tu salud.

 

28 a 32 puntos – Alto nivel de estrés. Es importante que veas la gravedad de la situación para poder afrontarla correctamente. No sólo deberías cuidar la alimentación, el ejercicio, los malos hábitos… Es probable que necesites un cambio fundamental en tu vida. Acude con un profesional de la salud de ser necesario.