Seleccionar página

El ácido linoleico conjugado parece que actúa favoreciendo la reducción de grasa corporal, mientras que aumenta la grasa muscular

Durante el seguimiento de dietas de control de peso la ingesta calórica y de nutrientes suele ser bastante restrictiva, situación que puede generar un balance negativo de macro y micronutrientes. Si a esta situación le añadimos que la práctica de deporte (algo que resulta fundamental para estimular la reducción de tejido adiposo) genera un desgaste muscular, nos encontramos con el riesgo de sufrir un desequilibrio debido a la descompensación entre la ingesta de nutrientes y el desgaste que supone el ejercicio.

 

Esto no sería un problema si el organismo fuera capaz de emplear las grasas almacenadas para cubrir estas necesidades, pero no es así.

 

Tanto macro como micronutrientes tienen unas funciones determinadas en el metabolismo y no es posible sustituir unos por otros. Ante la situación en la que nos encontramos, dieta + ejercicio físico, el problema fundamental se encuenta en que además de la pérdida de grasa puede producirse una pérdida de masa muscular, algo que precisamente no deseamos. Es aquí donde el Ácido Linoleico Conjugado puede ser un gran aliado que nos ayude a controlar esta situación.

 

 El Ácido Linoleico Conjugado, también conocido como CLA, es un ácido graso esencial indicado en dietas de control de peso y de definición muscular; muy importante para la salud y presente en los aceites vegetales (aceite de maíz, aceite de soja, aceite de girasol, etc.). Se encuentra también en la leche y la carne de los animales rumiantes.

En diferentes estudios llevados a cabo se ha demostrado que la ingesta de entre 1500 y 3000 mg de CLA 80% al día produce una desaparición de depósitos de grasas en el organismo. Además el CLA 80% también devuelve fortaleza y tonicidad a los músculos evitando la flacidez.

 

 Los estudios realizados han demostrado que el CLA actúa sobre la lipoproteína lipasa, la enzima responsable del almacenaje de la grasa presente en el torrente sanguíneo. Gracias al CLA podremos minimizar, por tanto, el incremento de grasa almacenada.

 Paralelamente los estudios demostraron que, además de la pérdida de grasa, los deportistas experimentaban el mantenimiento (o incluso crecimiento) de la masa muscular.

 

 Son muchos años de estudios los que avalan el empleo de CLA como complemento en dietas de control de peso pero no podemos olvidar que confiar en una marca que avale la calidad de su producto será fundamental para asegurar su eficacia. 3CO de SO2 Sport es uno de los suplementos más completos en el mercado con base de CLA.