Seleccionar página

Efectos secundarios del estrés en tu cuerpo

El estrés puede manifestarse de maneras sorprendentes y extrañas en nuestros cuerpos, continua leyendo para descubrir algunos de estos efectos secundarios.

Todas las cosas que suceden en tu vida (trabajo, familia, tratar de ponerte (¡o mantenerte!) En forma, etc., pueden sumarse al estrés, incluso si el factor estresante es positivo. “El estrés es una respuesta fisiológica y emocional a una amenaza”, dice John McGrail, Ph.D., un hipnoterapeuta clínico con sede en Los Ángeles y autor de “El efecto de síntesis: su camino directo hacia el poder personal y la transformación”. El problema es que la sociedad moderna a menudo crea estrés crónico a largo plazo, lo cual puede ser devastador para la mente y el cuerpo.

 

1.-Recuperación más lenta del ejercicio

 

Los altos niveles de hormonas del estrés que circulan a través de tu sistema pueden hacer que sea más difícil para tu cuerpo recuperarse de un entrenamiento, según un estudio en el Journal of Strength & Conditioning Research. El estudio evaluó la relación entre el estrés mental percibido y la recuperación del entrenamiento entre 31 estudiantes universitarios y descubrió que los estudiantes con altos niveles de estrés experimentaron peores recuperaciones según lo calificaron las sensaciones de energía, fatiga y dolor. Debido a que los niveles elevados de cortisol destruyen los músculos y almacenan grasa, el estrés crónico mantiene las hormonas levantadas, lo que retrasa la recuperación de su entrenamiento.

 

 

2.-Pérdida de memoria

 

Tratar de recordar dónde dejaste las llaves de tu automóvil se vuelve aún más difícil cuando estás estresado por llegar a tu cita a tiempo, según un estudio de Nature Reviews Neuroscience. El estudio muestra que el estrés crea cambios en el cerebro que pueden producir consecuencias a largo plazo para el rendimiento mental. Otro estudio de la Universidad de Iowa relaciona los altos niveles de estrés con los cambios en el centro de la memoria a corto plazo del cerebro en ratas mayores. El estrés puede “empañar” tu memoria, por lo que recordar cosas simples se convierte en un obstáculo muy grande.

 

 

3.-Aumento de peso

 

¿El estrés te puede hacer engordar? Aparentemente sí. De acuerdo con un estudio en la revista Obesity, que siguió a 5,000 personas durante cinco años, el estrés psicosocial, incluidos los eventos de la vida y el estrés percibido, vincula el aumento de peso, pero no la pérdida de peso. “Las personas tienden a tomar alimentos azucarados, grasos y salados cuando están estresados”, dice Pamela Peeke, MD, asesora científica principal de Elements Behavioral Health y autora de “The Hunger Fix”. Además, la investigación sugiere comer alimentos grasos cuando tus niveles de cortisol son altos (como cuando estás bajo estrés) en realidad reduce tu metabolismo.

 

 

4.-Problemas para dormir

 

El estrés por cuestiones de trabajo o eventos de la vida puede hacer que te pases toda la noche dando vueltas en la cama, evitando el sueño reparador. Esta pérdida de sueño se relaciona con una serie de problemas de salud, incluido un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, la obesidad y un sistema inmune debilitado. El problema es que se trata de un círculo vicioso, donde el insomnio empeora el estrés y la depresión, que luego te mantiene despierto por la noche.

 

 

5.-Sistema inmune más débil

 

El estrés crónico puede hacer que sea más difícil para ti defenderte de virus e infecciones al disminuir la respuesta del sistema inmunológico, según un estudio de la revista Psychological Bulletin. Curiosamente, el estudio muestra que el estrés a corto plazo (como una reacción repentina a una situación de vida o muerte) produjo cambios beneficiosos en el sistema inmune. Pero cuanto más crónico es el estrés, mayor es el impacto negativo en el sistema inmunitario, que los investigadores creen que puede deberse a cambios hormonales.

 

 

6.-Pérdida de cabello

 

Un evento traumático o estresor puede causar pérdida de cabello dos o tres meses después, dice Robert Dorin, D.O., experto en restauración capilar con sede en Nueva York. El efluvio telógeno es una condición causada por el estrés en el que la fase de crecimiento de los cabellos se desplaza prematuramente a su fase de reposo, lo que produce un adelgazamiento del cabello, dice. Los factores estresantes psicológicos y / o físicos como la depresión, la ansiedad, la falta de sueño y las enfermedades crónicas pueden desencadenar el efluvio telógeno.

 

7.-Pobre desempeño sexual

 

El estrés también puede reducir la calidad de tu vida sexual. Esto puede

ocurrir en una variedad de formas, dice Muhammad Mirza, M.D., un

experto en salud masculina y fundador de erectiledoctor.com. “El estrés

puede hacer que un hombre ya no esté interesado en la actividad sexual

por completo. Sentirse estresado por la intimidad por sí mismo puede

provocar ansiedad en el rendimiento “. Por sí solo, el estrés continuo

también puede causar cambios químicos y hormonales que pueden conducir a

un empeoramiento de los problemas sexuales en forma de disfunción

eréctil y / o pérdida de la libido.

 

 

8.-Problemas de visión

 

Los ojos también sienten el impacto del estrés. Los síntomas oculares relacionados con el estrés van desde simples contracciones del ojo hasta ceguera histérica (visión periférica reducida), dice Andrea Thau, O.D., portavoz de la Asociación Americana de Optometría (AOA). La ceguera histérica requiere identificar la causa subyacente del estrés emocional. Un síntoma más común, una contracción palpebral llamada mioquimia, también puede ser inducida por el estrés.

 

 

9.-Mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo II

 

Los hombres bajo estrés crónico tienen un riesgo sustancialmente mayor de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los hombres que no reportan estrés o estrés ocasional, según un estudio sueco. Más de 6,800 hombres involucrados en el estudio calificaron su nivel de estrés en una escala de seis puntos basada en factores tales como irritación, ansiedad y condiciones en el trabajo y en el hogar. Los hombres que reportaron estrés permanente relacionado con el trabajo o las condiciones de la casa dentro de los últimos cinco años tuvieron un 45 por ciento más de riesgo de desarrollar diabetes.

 

 

10.-Mayor cantidad de alergias

 

Si notas un aumento en tus síntomas de alergia, podría estar relacionado con tu nuevo trabajo o estrés en el hogar, según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio. El estudio de 12 semanas involucró a 179 pacientes y descubrió un aumento de los brotes de alergia vinculados dentro de los días de mayor estrés diario. Y en un grupo de alto estrés, el 64 por ciento tuvo más de cuatro brotes en dos períodos de 14 días.