Seleccionar página

Cuida a tu piel de la resequedad durante el invierno

Durante la éoca invernal, es más común que nuestra piel sufra los molestos estragos que provoca la sequedad.

El clima frío provoca que la piel se torne seca y escamosa, en ocasiones causando picazón. Sin tratamiento, la enfermedad conocida como “comezón de invierno” puede durar varios meses. Esto puede ser frustrante e incómodo si vives en un clima muy frío y seco, donde los calentadores de aire forzado se utilizan con frecuencia. La forma de dilatar los vasos sanguíneos y desactivar el ciclo de comezón y hormigueo, para ello se debe bajar el calor y tomar las medidas apropiadas para aumentar la cantidad de humedad en la piel.

Si tú eres una de esas personas que sufre por tener piel muy seca , te recomendamos los siguientes consejos que te podrán ayudar a contar con una piel más hidratada. 

 

-Limitar el uso de agua caliente. Toma duchas cortas, con agua tibia, y acaricia suavemente la piel seca. Según los expertos, las personas con piel seca deben bañarse con menos frecuencia durante el invierno. Estar 15 minutos en agua tibia un par de veces a la semana, es una alternativa.

 

-Utiliza crema hidratante sobre la piel húmeda inmediatamente después del baño. Esto permite que más agua permanezca en la piel. Si tienes piel sensible, debe seleccionar un producto sin perfume o lanolina. Según los expertos, los productos de bajo costo como la vaselina y el aceite mineral lubrican la piel de manera eficaz y segura.

 

-Toma un baño de avena una vez a la semana. Durante siglos, la gente ha reconocido los efectos que tiene la harina de avena para suavizar la piel. Esta sustancia natural y libre de químicos permite disfrutar de calidez y comodidad en todo el cuerpo. Para esto, vierte dos tazas de harina de avena coloidal, disponibles en las farmacias, en una tina de agua tibia.

 

-Evita usar jabones fuertes que contengan lejía, un irritante para la piel seca. En su lugar, debes usar jabones con exceso de grasas que tienen una cantidad extra de crema, aceite de coco o manteca de cacao añadido durante el proceso de fabricación. Así, es menos irritante para la piel seca.

 

-Usa un humidificador durante los meses secos del invierno. Según los expertos, el aire caliente reduce el nivel de humedad en tu casa el 10 por ciento o menos. Para que la piel esté bien lubricada, requiere un nivel de 30 a 40 por ciento de humedad. Coloca la unidad al lado de tu cama y cierra la puerta para mantener la humedad. Sige las instrucciones del fabricante, y limpia la unidad con regularidad para reducir el moho y los hongos.