Un testimonio de México nos cuenta su experiencia con SynergyO2.