Seleccionar página

Cómo la ansiedad y depresión están ligadas al uso frecuente del celular

La mayoría de las personas afirman que no podrían pasar un día sin su teléfono inteligente aunque diversos expertos advierten que estos dispositivos podrían aumentar el riesgo de depresión y ansiedad.

La tecnología evoluciona constantemente. Hace apenas un par de años utilizábamos teléfonos que apenas tenían una cámara que tomaba fotos de baja calidad. Hoy en día, usamos teléfonos inteligentes con no una, sino dos cámaras, una gran cantidad de aplicaciones, y no es necesario mencionar que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo libre navegando a través de las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea.

 

La mayoría de las personas afirman que no podrían pasar un día sin su teléfono inteligente. Sin embargo, los expertos advierten que estos dispositivos, aunque útiles y prácticos, podrían aumentar el riesgo de depresión y ansiedad. ¿Es eso realmente cierto? Continúa leyendo para averiguarlo.

 

¿Tus dispositivos móviles están realmente relacionados con la ansiedad y depresión?

 

Tayana Panova y Alejandro Lleras de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign realizaron un estudio para inspeccionar si el teléfono es perjudicial para la salud mental. Para el propósito del estudio, los investigadores encuestaron a más de 300 estudiantes universitarios.

 

Los participantes tuvieron que completar cuestionarios que abordaban su salud mental, la cantidad de uso de teléfono e Internet, así como la motivación para usar sus dispositivos.

 

El objetivo principal de los cuestionarios fue examinar si los comportamientos adictivos y autodestructivos con el teléfono y la Internet están asociados con la salud mental. Los resultados de este estudio se publicaron en la revista Computers in Human Behavior y mostraron que los participantes que describieron su actitud hacia internet y el teléfono inteligente como adictivos obtuvieron puntuaciones más altas en las escalas de ansiedad y depresión.

 

Más evidencia de que la adicción al celular se relaciona con la depresión

 

El vínculo entre el uso de dispositivos móviles y la depresión está sujeto a numerosos estudios, principalmente porque los expertos confían en que el uso excesivo de estos dispositivos puede afectar tu salud mental. Por ejemplo, David Mohr y el equipo de científicos de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern realizaron un estudio que incluyó a 28 participantes. Los científicos rastrearon dos semanas de uso del teléfono y datos de GPS de los teléfonos de los participantes.

 

Los resultados de esto se publicaron en el Journal of Medical Internet Research y mostraron que cuanto más tiempo pasaba una persona en su teléfono, era más probable que estuviera deprimido.

 

De hecho, el uso diario promedio de teléfonos inteligentes por parte de los participantes con depresión fue de 68 minutos. Por otro lado, los participantes que no tenían depresión usaron su teléfono durante 17 minutos.

 

El análisis GPS también mostró que los participantes con depresión pasaron más tiempo en casa o en menos lugares en comparación con sus contrapartes. Los científicos también señalaron que los datos de los teléfonos inteligentes tenían una precisión del 87% para identificar a las personas con depresión

 

¿Eres adicto a tu celular?

 

A lo largo de este artículo, has tenido la oportunidad de conocer evidencia que muestra que el uso constante de un teléfono inteligente de manera excesiva puede contribuir a la depresión y la ansiedad. Desafortunadamente, la mayoría de las personas ni siquiera reconocen signos de adicción al teléfono. A continuación, puedes ver los que son:

 

-Tu teléfono está constantemente en tu mano

 

-No puedes pasar un día sin tu teléfono

 

-La batería del teléfono muere en pocas horas

 

-Ajustas tus compromisos de acuerdo con la batería, es decir, si la batería está baja, vas a dejar tu cita o almorzar temprano para que puedas cargar tu teléfono

 

-Revisas tu teléfono sin razón

 

-Constantemente tienes la sensación de que te estás perdiendo algo si no revisas tu teléfono

 

-Lo primero que haces por la mañana es revisar tu teléfono y lo último antes de ir a la cama

 

-Estás obsesionado con notificaciones, actualizaciones, etc.

 

-Tu tiempo de relajación o desestresante no implica apagar tu teléfono

 

-No vas a lugares que no tienen acceso wi-fi

 

-El teléfono afecta tu vida diaria y tus compromisos laborales

 

-Las personas en tu vida se han quejado de que usas demasiado el teléfono

 

-Te encuentras corriendo para completar una tarea escolar o un proyecto de trabajo porque perdiste demasiado tiempo usando tu teléfono (generalmente aplicaciones de mensajería instantánea).

 

Libérate de tus dispositivos móviles

 

Aquí te dejamos algunos consejos si es que deseas acabar con tu adicción digital :

-No uses tu teléfono los primeros 30 minutos después de despertarte

 

-Crea una zona horaria sin teléfono: apaga el teléfono o simplemente desconecta la conexión wi-fi o cambia a silencio (para que no escuches las notificaciones) durante 2 horas al día.

 

-Nunca uses el teléfono en tu automóvil

 

-No uses tu teléfono cuando tengas una conversación seria con alguien, o si estás en una reunión, vacaciones, etc. En realidad, no necesitas revisar tu teléfono mientras estás sentado en una cafetería con tu amigo.

 

-No uses el teléfono en la cama y asegúrate de que ni siquiera esté cerca, p. no lo guardes debajo de tu almohada o en una mesita de noche.

 

-Solo usa el teléfono cuando lo NECESITES, es decir, revisa tu teléfono cuando tengas una buena razón para hacerlo.

 

-Ten en cuenta que el mundo no se derrumbará si no revisas tu teléfono y no te estás perdiendo nada importante.

 

-Esfuérzate por experimentar al máximo el mundo que te rodea en lugar de ignorarlo.