Seleccionar página

La obesidad , una epidemia mundial

La obesidad es un problema de salud que cada vez suele verse con más frecuencia.

Cada 12 de noviembre , se conmemora a nivel internacional el Día Mundial Contra la Obesidad. Un día en el cual diversas instituciones crean campañas de concientización para inculcar una debida prevención de la obesidad y sus graves consecuencias.

La obesidad es un problema de salud que cada vez suele verse con más frecuencia. Es común que de repente las personas suban unos kilos de más, sin embargo, es importante reconocer cuando un aumento de peso se está convirtiendo en obesidad.

¿QUÉ ES LA OBESIDAD?

Se conoce como obesidad a la enfermedad que consiste en una acumulación excesiva de tejido adiposo, también conocido como grasa. Actualmente se estima que existen más de 640 millones de obesos en todo el mundo.

La obesidad ya es considerada una epidemia mundial, ya que ésta afecta a un gran número de personas y sus cifras han ido aumentando desde 1980.

La obesidad es peligrosa ya que por lo general agrava ciertas enfermedades serias, como la diabetes, hipertensión, complicaciones cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer, por ejemplo los gastrointestinales.

Existen distintos tipos de obesidad. A continuación te mencionamos cuáles son:

-Obesidad abdominal o androide. Este tipo de obesidad se presenta cuando el exceso de grasa se acumula en el abdomen, tórax y rostro. En algunos casos, este tipo de obesidad suele estar asociada con la diabetes y enfermedades del corazón.

– Obesidad periférica. Consiste en acumular un exceso de grasa en caderas y muslos. Este tipo de obesidad por lo general es el más común en mujeres y en algunos casos se encuentra relacionada con las varices y la artrosis de rodillas.

-Obesidad homogénea. Se presenta cuando la grasa no tiende a acumularse en una zona en específico, sino que ésta se distribuye en distintas partes del cuerpo.

¿QUÉ PUEDE OCASIONAR LA OBESIDAD?

La obesidad puede ser ocasionada por una serie de factores. A continuación te mencionamos cuáles pueden ser:

-Falta de ejercicio físico. Una de las causas más comunes. Cuando una persona no tiene la costumbre de ejercitarse con frecuencia, toda la comida y calorías que va consumiendo, terminan almacenándose en su cuerpo, lo cual provoca que a largo tiempo se convierta en grasa corporal, haciendo más difícil el proceso de perderla.

-Factores biológicos o genéticos. Las personas que cuentan con familiares cercanos que son obesos, tienen más probabilidades de contraer esta enfermedad en algún punto de su vida.

-Factores socioeconómicos. La cantidad de ingresos que recibe un individuo también influye en cierta manera a su estado físico. Una persona que cuente con la cantidad suficiente de recursos, se inscribirá en un gym, se unirá a un club deportivo, comerá en lugares de comida sana, etc. En cambio, una persona sin muchos recursos, es probable que prefiera invertir su dinero en algo que le resulte más económico.

-Enfermedades endocrinas. Si alguien padece alguna enfermedad de la tiroides, tales como el hipercorticismo o el hipotiroidismo, cuenta con un alto riesgo de volverse obeso. La tiroides termina provocando un desajuste en el organismo.

-Consumo de medicamentos. Algunos medicamentos se consideran como factores que pueden desencadenar una obesidad. Dichos medicamentos pueden ser algunos antidepresivos, anticonceptivos o corticoides.

-Sistema nervioso. Algunas personas que sufren de algunos problemas psicológicos, pueden terminar desarrollando un desajuste en su sistema nervioso central. Dicho sistema altera los mecanismos de saciedad, haciendo que la persona siga consumiendo alimento, aunque se encuentre ya satisfecho.

-Cromosomas. Algunos casos de obesidad se asocian a defectos en los cromosomas, como aquellas personas que padecen el síndrome de Turner o Down.

¿QUÉ PROBLEMAS PROVOCA LA OBESIDAD?

La obesidad es conocida por desencadenar una gran serie de complicaciones de salud. Algunas de dichas complicaciones son muy graves y requieren de atención médica para poder estar otorgando un seguimiento /control, para evitar una situación crítica.

-Presión arterial alta.

-Nivel elevado de colesterol y triglicéridos.

-Glucosa elevada e incluso diabetes.

-Complicaciones cardíacas.

-Cálculos biliares y problemas del hígado.

-Problemas en los huesos y articulaciones.

Es importante recalcar que es importante conocer a tiempo si alguien padece obesidad, ya que la prevención suele ser clave en todas las enfermedades. Para esto, existen diversas maneras en que alguien puede determinar si es obeso o no. Unas de ellas son:

1.-Índice de masa corporal (IMC). Si el IMC de una persona es mayor a 40, se considera una obesidad de alto riesgo. Esta cantidad se obtiene utilizando el peso y estatura.

2.-Medida de la cintura. Las mujeres con una cintura mayor a 89 cm y los hombres con cintura mayor a 102 cm, tienen más probabilidades de desarrollar una cardiopatía o diabetes tipo II.

¿QUÉ SE PUEDE HACER AL RESPECTO?

Actualmente, existen diversos métodos que puede incorporar una persona a su vida para bajar peso y así no poner en riesgo su salud.

-Cambio de hábitos. En la mayoría de los casos, las personas terminan siendo obesas debido al estilo de vida que llevan: malos hábitos alimenticios, vida sedentaria, altos niveles de alcohol y tabaco, entre otros. Es primordial reconocer cuando llevamos un estilo de vida que sólo está perjudicando nuestra salud y ver qué aspectos son los que debemos de modificar.

-Incorporar alimentos más sanos. De vez en cuando, es recomendable que evaluemos nuestra alimentación para determinar qué es lo que debemos de cambiar para aportar más nutrientes a nuestra dieta.

Recuerda que la obesidad puede prevenirse en la mayor parte de los casos, por lo tanto, te pedimos que estés al tanto de tu peso y trates de prestar más atención a lo que comes. No olvides balancear tus comidas y tratar de hacer ejercicio aunque sea 3 veces a la semana.

Pregunta en nuestras oficinas qué productos Synergy O2 pueden ayudarte a controlar tu peso y así tener un mejor estilo de vida.